El Método Consolida©

Una metodología específica de organización y gestión para asesorías que te ayudará a incrementar la productividad.

El Método Consolida

¿En qué consiste el método?

Organización y sistemas

Una metodología organizativa que te permitirá liderar tu equipo y escapar del autoempleo, sin perder el control.

Tecnología y automatización

Incorpora la última tecnología para gestionar tu despacho, optimizar procesos, e incrementar la productividad.

Estrategia

Las mejores estrategias prácticas para incrementar la productividad y/o el tamaño de tu asesoría.

Ventas y marketing

Crea tu procedimiento de ventas repetible y escalable, maneja objeciones y convierte prospectos en clientes.

¿En qué consiste el método?

Tú mismo puedes hacerlo

Plataforma Método Consolida

Mediante el servicio de Aprendizaje incluido en nuestra plataforma puedes aprender a implantarlo por tu cuenta con el apoyo del algoritmo inteligente de aprendizaje y el apoyo de nuestro equipo con sesiones de formación y mentorización en vivo.

Olvida el concepto de curso. Aprende con un itinerario de microlecciones libres en función de tus objetivos.

Nosotros lo hacemos en tu asesoría

Consultoría para asesorías

Si prefieres que un equipo de especialistas te ayude de forma personalizada a ponerlo en marcha en tu asesoría puedes contratar un proyecto de consultoría. Mediante sesiones de trabajo y un proceso de implantación lo lograremos con éxito.

Trabajamos con modalidad online o semipresencial en todo el territorio nacional.

¿Cómo nació el método?

¿Qué ocurre en el sector de la asesoría?

En los últimos 12 años el número de asesorías activas en España ha crecido una media de más de 1.000 asesorías por año, teniendo en cuenta aquellas que cierran o se integran en otras asesorías de mayor tamaño. 

Sin embargo, los asesores notan como cada vez los precios son más bajos, los márgenes más estrechos y el trabajo más abundante. La guerra de precios se convierte en el pan de cada día, organizar el equipo es una quimera y captar clientes casi un milagro. ¿Por qué sucede todo esto?

¿Qué ocurre en el sector de la asesoría?

¿Qué nos lleva a montar nuestra asesoría?

Esos miles de nuevos asesores, si realmente supiesen en qué consiste el negocio probablemente invertirían sus ahorros en otra cosa y seguirían trabajando en su asesoría actual o buscarían una buena asesoría a la que pertenecer. 

Sin embargo, los irresistibles cantos de sirena de ser tu propio jefe, tener tu negocio y salir de tu actual rutina acaban convirtiéndose en una trampa de la que entramos, pero no logramos escapar.

Nuestra vida a partir de ahora serán las jornadas maratonianas de plazo en plazo y la permanente insatisfacción por no lograr mantener el control de lo que sucede.  

¿El asesor es empresario?

El perfil medio del propietario de una asesoría es un economista, licenciado o graduado en empresariales o graduado social con un alto dominio técnico de la materia contable, fiscal y/o laboral. Es decir, son excelentes técnicos en la materia pero no son tan excelentes empresarios.

El principal error del asesor emprendedor está en creer que su trabajo cuando construye una asesoría seguirá siendo el mismo que cuando era técnico y no es consciente que ser empresario es un trabajo en sí tan técnico como el de contable o asesor. Y esta percepción distorsionada de la realidad nos lleva a no hacer lo que debemos hacer para que las cosas funcionen.

¿Cuál es la solución?

Creemos que por ser buenos en la materia técnica, seremos buenos dirigiendo el negocio que ejecuta esa materia técnica y esto nos lleva a acabar anclados en un formato de autoempleo que conlleva lo peor de ser empresario y lo peor de ser empleado.

La solución está en construir un sistema de trabajo predecible y escalable que logre que la asesoría funcione sin necesidad de que tengamos que intervenir nosotros personalmente en todos los procesos clave.