fbpx

¿Puede realmente ayudar la tecnología a mi pequeña asesoría?

Las habilidades blandas en la empresa, ¿son interesantes o son necesarias?
29 agosto, 2019
Autoempleo y otras formas de torturarse en una asesoría
14 octubre, 2019

Seguro que has oído hablar de tecnología, RPAs, automatización, pero ¿eso es factible en una pequeña asesoría? ¿Realmente me puede aportar algo sin que pierda valor? ¿Es necesaria una inversión alta? 

Antes de empezar a entrar en materia deberíamos hacer un breve recorrido por la historia, la situación actual y hacia dónde van nuestros negocios de asesoría para entender bien el alcance de este paradigma. Hagamos un pequeño viaje al pasado. 

Año 1.811, la revolución industrial está produciendo intensos cambios en el sector textil de Inglaterra. La irrupción de la tecnología, fruto del movimiento del maquinismo, está aumentando la productividad de manera exponencial en los talleres artesanales que dominaban el sector hasta ese momento. Empieza a resultar innecesario tener tantos trabajadores de baja cualificación y retribución dando paso de la pericia a la tecnología. Este grupo de artesanos se niega a aceptar el cambio y aparece el ludismo, grupos organizados cuya misión era destruir máquinas para que estas no les robaran el trabajo. Sin embargo, nada pudieron hacer, la industria cambió para siempre.

Algo muy parecido está sucediendo en este momento en nuestro sector. La Agencia Tributaria tiende cada vez a acercarse más a la autoliquidación, los softwares ERPs son capaces de llevar a cabo gran parte del trabajo contable y el trabajo rutinario de poco valor cada día resulta más innecesario. Introducir tecnología y automatización hace sin duda aumentar la productividad. Básicamente porque podemos hacer el mismo trabajo con menos personas, o lo que me gusta más a mí: podemos absorber más volumen de ingresos sin incrementar el personal. ¿Y por eso se pierde valor? ¡Al contrario! Las personas estamos en el mundo para generar valor, poner nuestra creatividad, nuestra imaginación y nuestros deseos al servicio de los demás. ¿Hacer asientos contables de facturas emitidas crees que aporta valor? El mismo que aportaban aquellos pobres artesanos en 1.811. Esto está cambiando y aquellas asesorías que NO asesoren, no conseguirán sobrevivir.

Todo eso está muy bien, la teoría siempre es fácil. Pero, ¿cómo mi pequeña asesoría va a poder hacer eso? ¿Robots? ¿Estamos locos?

Toda gran tecnología atraviesa 3 grandes etapas: la de nacimiento, donde unos pocos pueden permitirse financiar un elevado coste de desarrollo con importantes fallos; el de madurez, donde la tecnología está lista para acceder a un gran público que por la economía de escala reduce abismalmente los costes; y el de decadencia, en el que nuevas tecnologías en fase de nacimiento pasan a su madurez y comen el terreno a las dominantes del momento.

Ahora estamos en la fase de madurez de las tecnologías que permiten automatizar gran parte del trabajo de una asesoría. Especialmente el de las tecnologías RPA o de robotización de procesos mediante software. Quizá te suene a chino, pero créeme, en unos años recordarás que esto de lo que te estoy hablando es indispensable para cualquier empresa que quiera sobrevivir en la nueva era que se avecina. 

Álvaro Martínez
Álvaro Martínez
Empresario de corazón. Fundador de Método Consolida. Apasionado ante la vida y los negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sesión gratis de estrategia